Kyoto – 京都 (3rd day) Segunda parte

Saliendo del Kiyomizudera, cogimos el autobús hasta Gion, el mítico barrio de geishas (junto con Pontocho) de Kyoto.
Sabía que muchas geishas y maikos (aprendices de geisha) no iba a ver, ya que era cerca del mediodía y ellas suelen salir a última hora de la tarde para dirigirse a sus lugares de trabajo, pero el hecho de pasear por las calles de Gion ya era suficiente para mi.

El autobús nos dejó en Shijo Dori y a los dos minutos tuvimos la suerte de cruzarnos con la primera maiko. Las maiko, durante el día, no suelen llevar los míticos maquillajes y los alegres kimonos, pero se las distingue fácilmente por el peinado. Actualmente, las geishas no suelen llevar esos peinados tan complicados. A la maiko sólo llegué a fotografiarla de espaldas.

Nos adentramos por Hanami Koji, donde se pueden ver muchas okiya, las casas donde viven las geishas. En esta zona suelen ser casas tradicionales, donde podemos leer en tablillas de madera los nombres de las geishas que viven en la casa. Pero actualmente muchas geishas (de las pocas que ya quedan) viven en cómodos apartamentos.
Nos cruzamos con diversas damas que vestían kimonos, pero a esas horas es difícil distinguir si realmente son geishas o no. Pero en una de las callejuelas pude ver como se abría la puerta de una de las okiya y salía una maiko. Llegué a tiempo para una fotografía. Era una maiko muy bonita y de noche, con su maquillaje e indumentaria, debía estar preciosa.

Llegó la hora de comer y fuimos a un restaurante, el cual estaba bastante escondido. Era un restaurante donde suelen ir bastantes actores de kabuki. La pared estaba llena de fotos de ellos, en sus actuaciones y en el restaurante. La comida estaba muy rica aunque acabé con mis piernas muertas, ya que comimos todo el rato en posición seiza, arrodillados en el suelo.

Salimos a visitar el Castillo de Nijo. Llegamos a las 16:00pm y las hora de cerrar eran…las 16:00pm. Bravo! Nos quedamos sin visita. Entonces Hideo dijo de ir hasta el National Hotel de Kyoto (que estaba en frente) para esperar a las maiko, ya que atienden a los clientes en un jardín que hay en el interior. Hasta allí fuimos y esperamos largo rato. Yo veía como Hideo se quedaba dormido en los sillones, así que decidimos olvidar a las maiko por esta vez.

Era casi la hora de cenar y nos fuimos hasta Pontocho, el otro barrio de geishas, que se encuentra en las otra orilla del río Kamo. Decidimos comer okonomiyaki y Hideo se propuso enseñarme como hacerlo. Os muestro las fotografías porque son dignas de ver…jajaja. Suele pasar cuando pretendes enseñar algo a alguien que, ese día, te sale todo al revés. El okonomiyaki de la derecha es el mío y el de la izquierda…es el de Hideo. Le quedo hecho un churro, el pobre.

Acabada la cena (y las risas), nos fuimos al hotel. Nuestra estancia en Kyoto estaba finalizando.

7 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Nuri
    Nov 02, 2007 @ 16:58:00

    que bonito todo y que hambre….

    Responder

  2. Núria
    Nov 02, 2007 @ 17:27:00

    Adelante: He suprimido tu comentario por estar lleno de publicidad. Éste es un blog personal. Si quieres comentar algo sobre lo que escribo, preguntarme algo sobre mi, etc, serás bienvenido, pero para la información que tú nos estabas dando hay revistas especializadas.
    Muchas gracias por entenderlo.

    Responder

  3. 咲く路/Sakuro
    Nov 02, 2007 @ 18:55:00

    Cuanta belleza! Me encantan los barrios tradicionales, quiero vivir alli… me dejaran vivir en una casa de Geisha? Todas las fotos son hermosas, incluso el “revuelto gramajo” de Hideo, jeje.

    Saludos.

    PD: entre nos… yo no soporto mas de 15 minutos estar en seiza y a veces cuando entrenaba hacia trampa.

    Responder

  4. Núria
    Nov 03, 2007 @ 07:16:00

    Nuri: Kyoto es precioso. En un próximo viaje deberíais visitar Kansai.
    Todo estaba muy bueno!

    咲く路/Sakuro:Quién sabe? A lo mejor con un buen maquillaje si que te podrían aceptar en una okiya…jajaja.
    La postura seiza cuesta mucho. En nuestro apartamento no tenemos mobiliario occidental, pero como era nuestra casa, me sentaba como quería. El problema venía cuando ibamos a algún restaurante tradicional, jejeje.

    Muchas gracias por los comentarios! Saludos!!

    Responder

  5. nora
    Nov 03, 2007 @ 14:06:00

    Ese okonomiyaki parece riquísimo!
    Qué ganas de comer que tengo con solo mirar las fotos, jajaja…
    Un saludo! Y me alegro que estés bien🙂

    Responder

  6. Núria
    Nov 03, 2007 @ 21:22:00

    Nora: No sólo lo parece, sino que estaba buenísimo!! Después comimos más veces okonomiyaki (sobre todo en Kyushu) y se ha convertido en una de mis comidas favoritas. Lo único, que nunca me lo puedo terminar y Hideo se tiene que comer parte de mi comida mientras dice eso de “motainai…”, jajaja.
    Estoy bien. Hideo y yo hablamos todos los días, pero igualmente le hecho mucho de menos. Tengo ganas de que llegue Abril y poder volver a Japón. Paciencia!!!
    Muchas gracias!! Abrazos!!

    Responder

  7. Trackback: Cena kaiseki en el hotel « Nihon mon amour – 日本・モナムール

Tienes alguna cosa a comentar?? Adelante !!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: