Caracoles – カタツムリ

El domingo, mis padres y yo fuimos invitados a comer a casa de unos amigos. El motivo de la invitación, a parte de pasar una divertida velada, fue que cocinaban uno de los platos que más me gustan a mi y que más extrañaba desde que me fui de Barcelona. Este plato eran caracoles.

Los caracoles son un alimento popular en la cocina mediterránea y francesa, tanto si son caracoles marinos como terrestres. Un lugar muy popular por sus caracoles es Lleida, donde cada año se celebra L’Aplec del cargol (El encuentro del caracol). En este encuentro se pueden degustar los caracoles cocinados de mil maneras distintas. 

Entiendo que a mucha gente que no está acostumbrada o le viene de nuevo, el hecho de comer este molusco les pueda provocar repugnancia, por su aspecto antes de cocinar. No intento convencer de que probéis este plato. Muchas veces el aspecto cultural afecta en que ciertos platos nos sean agradables o no. Por ejemplo, yo no podría comer insectos, totalmente desagradables para mi, pero en otras culturas es un manjar y un alimento habitual. Esto me lleva a pensar en la de veces que me han comentado lo “bestias” que son en algunos países asiáticos por el hecho de comer perros, tiernos y adorables perros. Lo que estas personas no saben es que nosotros, españoles, también somos considerados “bestias” en algunos países (como Inglaterra) por el hecho de comer conejo, animal que es considerado una mascota, no un alimento. O en Japón recuerdo que vi un documental donde hablaban de una especie de avispa gigantesca llamada suzumebachi. Luego Hideo me explicó que estas avispas se comen, frititas, y sus larvas también, como si fueran sashimi.

Hablando con Hideo el domingo, después de llegar a Vietnam, le comenté que había comido caracoles. Él me respondió que qué envidia, que le hubiera gustado probarlos (nunca comió caracoles terrestres anteriormente). También me había comentado que le gustaría probar el conejo, aunque le daría un poco de penilla (“poor rabbit, they are very cute…”). Si, muy monos, pero que ricos están… 

——————

On last Sunday, my parents and I have been invited to eat a lunch with some friends. The reason was to have a nice afternoon with them and to eat a kind of food that I really love and I missed much since I left Barcelona. This food was snails.

Snails are a popular food in Mediterranean area and France. One place very famous is Lleida, in Cataluña, where they celebrate a Snail Meeting (L’Aplec del cargol). In this meeting you can taste snails cooked in thousand ways.

I can understand that for other cultures this kind of food can be nasty. In every culture we can find some kind of foods that it could be nice or not. For example, I can’t eat insects because in my culture we don’t eat them and for me they are very nasty, but in other cultures insects are an important food. I remember a tv program that I saw in Japan where they talked about suzumebachi (a very big wasp). Hideo told me that suzumebachi can be eaten, fried. Some people said me sometimes that in some asian countries they eat dogs, as an horrible action: they eat cute dogs. But I think that in Spain, for example, we eat rabbit, and rabbits are just pets in other places (like England).

Talking with Hideo last Sunday, after to arrive to Vietnam, I explained him about snails lunch. He asked me that he wanted to taste snails and rabbit too, but maybe he could feel a little bit sad for the rabbits (“they are very cute…”). Yes, cute, but delicious…

21 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. pedroramundo
    Jul 14, 2008 @ 23:55:15

    Es todo un tema lo de las comidas. Pero si algo tenemos en común españoles y argentinos (Y creo que casi todas las culturas latinoamericanas) es que comemos practicamente todo lo que haga sombra. Y si no lo conocemos, venga, ponganló en un plato con ajo y perejil.
    Mi viejo me dice que los caracoles son un manjar. La verdad es que si me los presentan sin su caracola, y no me dicen qué es, los comería. En un arrocito, o guiso similar. Pero es mas que nada por el asco que me produce el pobre bicho ya vivito.
    Lo mismo las ranas. Muy ricas y todo, pero vivas ni a una legua las quiero.
    Y ahora que los veo ahí me dieron ganas de probarlos…

    Responder

  2. txema
    Jul 15, 2008 @ 01:18:57

    hola nuria como estas? mmmmm mira que los caracoles no me apetecen gran cosa, pero si te contara algunas cosas que llegana comer por aca (sobre todo en el sur de Mexico), te pones verde jejeje, un abrazo y cuidate

    Responder

  3. nictekono
    Jul 15, 2008 @ 02:08:27

    No se me antoja nada ese plato de caracoles… de imaginarlos vivos no puedo… igual que con el pulpo…
    Me has recordado que por mi causa cocinaron un conejito, me senté sobre la silla donde estaba amarradito, al levantarme jale la silla sin querer y murió ahorcado, enseguida lo llevaron a la cocina y lo hicieron para el almuerzo…

    Responder

  4. Alan
    Jul 15, 2008 @ 04:58:48

    Nunca he comido caracoles, pero tampoco es para decir que me disgustan 😀
    Jeje, el conejo debe ser lo más kawaii que jamás te comerás en la vida, entiendo que tengan sentimientos encontrados 😀

    Saludos Nuria

    Responder

  5. _ALMA_
    Jul 15, 2008 @ 09:08:06

    Aisss, yo no podría comer caracoles, pero no por asco, sinó por pena U_U, tb intento evitar comer conejo, intento comer siempre vaca, cerdo o pollo, aunke me dan muuuuucha pena tb, lo que nunca comería sería un perro/gato/similar, no pararía de llorar y seguramente pillaría un trauma enorrrme.
    Tengo que reconocer que la curiosidad me hace plantearme comer ancas de rana, por ejemplo, pero me lo quito de la cabeza rápido, pobres ranitas!!! 😦

    En serio,a veces siento pena hasta de la lechuga… en fín… creo que sería feliz comiendo pasta nada más, pero está tan bueno todo lo demás…. xDDD

    Espero que los disfrutaras, y dime a que saben, ya que nunca los podré degustar xDD

    Responder

  6. quicoto
    Jul 15, 2008 @ 09:12:34

    Noooooooo….. Puag 😛 No no no, caracoles no jeje
    Soy demasiado “especial” comiendo.

    Comprendo perfectamente que los manjares van con la cultura. Respeto totalmente el comer perro / conejo / vaca. Que en ciertas culturas (vaca) es animal sagrada 🙂

    saludos! 😉

    Responder

  7. Leydhen
    Jul 15, 2008 @ 10:32:49

    De los caracoles puedo decir al menos que los he probado y no me gustaron. Es algo que tengo claro, no rechazo nunca de primeras un plato sin probarlo antes :p Así me fue en Francia, que me dieron la vida los pasteles y tartas o hubiese adelgazado más de lo que lo hice cuando estuve allí de intercambio lingüístico (ese mito sobre la gastronomía francesa… sólo el 30% de los platos merecen la pena).

    Conejo sí que como sí. Y lo mío es peor, porque los criamos en casa y hay que reconocer que son preciosos y de lo más tiernos… pero es que saben muy ricos!!!! Si nos pusiesemos a no comer porque el animalillo en cuestión fuese un encanto seríamos todos vegetarianos (y yo, con dolor de mi corazón, soy muy omnívora @^______^@)

    Responder

  8. kaios
    Jul 15, 2008 @ 11:04:02

    La verdad es que hace siglos que deje de comer caracoles, porque me dan penita, sobre todo si les miras la carita antes de comertelos, pero hay que reconocer que el suquillo está mu rico 😄
    Perdona que tarde tantisimo en postear pero ando super liado.

    Responder

  9. SehT
    Jul 15, 2008 @ 11:44:51

    Nunca los he probado, la verdad, pero tampoco me abren el apetito, no sé si por imaginármelos vivos o por temor de cómo será su textura, que me la imagino viscosa y no me entusiasma mucho :P.

    Responder

  10. Marc
    Jul 15, 2008 @ 11:45:33

    Yo es que los caracoles no los puedo ni ver 🙂 .
    Tienes razon con lo de los conejos cuando estaba estudiando en Japón y dije en clase que en España se come conejo todo el mundo se extraño ya que lo consideran un animal de compañia, como un perro o un gato.
    De todas formas donde se ponga un buen “cerdaco” que se quiten los conejos.

    Saludos

    Responder

  11. neres
    Jul 15, 2008 @ 12:27:35

    Pues a mi los caracoles me encantan! Sobre todo con el sofrito que los hace mi padre… hace mucho que no como por cierto… rico ricoo!! A ver si le convezco para que haga un día de estos.

    Que hambre me acaba de entrar.. u.u’!

    Responder

  12. silverchaos2k
    Jul 15, 2008 @ 13:51:13

    caracoles!! que ricos! aunque a mí me mola más mojar el pan en la salsa que comérmelos ^____^ aquí a los caracoles de mar se le dicen burgaos ^^ yo de pequeño iba con mi padre a coger muchos a la playa … y lapas también.. que tiempos aquellos! ^^ un abrazo!!!!!!!

    Responder

  13. 759
    Jul 15, 2008 @ 16:30:40

    Una vez he comido insectos (langostas de tierra, creo) en Nagano. Primero no parecían muy apetecibles pero, luego de probarlos un poco, llego a la conclusión de que no son tan feos tampoco.
    Y recuerdo que justo este verano los chinos están haciendo una campaña de no comer perros durante los Juegos Olímpicos de Pekín, para evitar choques culturales…. Creo que cada país tiene con su cultura, y no sé si es necesario esconder su tradición, … pero en fin, es la decisión de los chinos…

    Responder

  14. Javier
    Jul 16, 2008 @ 01:02:51

    Yo he comido caracoles marinos desde siempre -viví y crecí a unos metros del mar- pero los terrestres nunca. Los he tenido de mascotas pero jamas he imaginado comérmelos. La verdad que me da curiosidad probar. Fue una amiga andaluza, hace muchos años, la primera persona que me dijo que los caracoles se comían y que eran una delicia.
    Voy a tratar de buscar un restaurante de comida española para experimentar.

    Saludos desde Nagoya.
    http://miradorlatino.wordpress.com

    Responder

  15. Carola
    Jul 16, 2008 @ 02:16:13

    Puag… Perdón. La salsita está buenísima, pero el único que he comido me costó un mundo. Hasta me tuve que tapar la nariz y todo, pero quise hacerlo para decir con propiedad que no me gusta comerlos… Aparte de que me dan asquito. Qué pena.

    Responder

  16. Nuria
    Jul 17, 2008 @ 09:07:42

    Pedroramundo: Para mi los caracoles también son un gran manjar. Cuando he ido a algún restaurante y en la carta hay caracoles, yo ya tengo solucionada mi elección.
    Nunca probé las ancas de rana y la verdad es que me apetece. Me han dicho que saben ricas. A ver si algún día tengo la oportunidad!
    Un abrazo!!

    Txema: Jajajaja…Si, creo que en algunas zonas de México comen hormigas; puede ser? Y también una especie de lagarto, no? Con el lagarto no te haría ascos. Las hormigas, ni hablar, jajaja
    Un abrazo!!

    NicteKono: Una de mis manias es no comer nada que haya visto vivo antes. Me pasó de pequeña, aquí en el pueblo. Vine de vacaciones y mi tío compró unos conejos en el mercado, conejos vivos. Estuvieron un par de días en la conejera y luego los cocinó. Mira que me gusta el conejo pero no los probé.
    Un abrazo!!

    Alan: Una cosa a favor de Hideo es que no le suele hacer ascos a nada. Lo prueba todo! Incluso, probó las aceitunas verdes y no le gustaron, pero las continuó comiendo porque hay que comer de todo. Es increible…
    Un abrazo!!

    Alma: Ayyy, Alma, que la pasta se hace con trigo y también es una planta. Jajajajaja. Yo sólo te puedo decir que debemos intentar comer de todos los alimentos, por nuestra naturaleza humana (somos omnívoros). Pero respeto a aquellos que quieren mantener un tipo de dieta diferente, sea la causa que sea. También creo que hay extremos, como esos que SÓLO comen fruta caida del árbol (porque comer una lechuga es matar también) o, ahora mismo, recuerdo a una mujer (muy vegetariana ella) que salió por la tele hace poco y explicó que a su bebé le daba su leche materna y su orina para beber. “La madre que la parió!”, fue lo que dije.
    Besos***

    Quicoto: Ya me imaginé que a ti no te gustaban, jajajaja. Yo es que los comí desde pequeña y estoy muy acostumbrada.
    Si mal no recuerdo, las vacas son sagradas en algunas zonas de la India, y mira que a los pobres les haría falta comerlas…
    Petons!!

    Leydhen: Al menos los probaste. Bravo!!! Sobre la gastronomía francesa, no he pasado largo tiempo en Francia, pero las veces que he ido siempre he comido muy bien.
    Y me imagino que los conejos que criáis en casa deben estar de mueeeeerte.
    Besos**

    Kaios: Yo es que no les miro la cara cuando los como, jajajaja. Van del plato a la boca, directos! Ves, en cambio yo no soy muy salsera. Una buena salsa acompaña bien a un plato, pero no suelo mojar pan ni nada.
    Ya me imagino lo liado que estás, con ese niño tan guapo que tenéis!!
    Besos**

    SehT: La textura del caracol cocinado no es viscosa. Es como comer un pedacito de bistec de carne.
    Un abrazo!!

    Marc: Que mal me estáis dejando los catalanes, eh? Jajajaja. Cuando le dije a Hideo lo de los conejos por primera vez se quedó de piedra también.
    Cerdo o conejo? Me quedo con el conejo 😉
    Un abrazo!!

    Neres: Biennnnnnn!!! Gracias guapa!!! Ya me veía sola comiendo los caracoles (más pá mi). Ya pienso que los que debe cocinar tu padre son buenísimos. Mi madre nunca los prepara por el limpiarlos le da mucho asco hacerlo (primero se purgan con harina, luego se limpian, ya sabrás el proceso).
    Un abrazo!!!

    Silverchaos2k Biennnnn!! Otro que se apunta a la comilona!! Recuerdo que en Sevilla comí unos caracolillos muy buenos, cocinado con un jugo de hierbas. Jo, que recuerdos…
    Un abrazo!!!

    759: Si, es cierto. Mi suegro es de Nagano y Hideo me contó lo de las langostas o saltamontes. Yo aquí no podría, creo.
    Sobre lo de China, creo que el visitante es el que se debe adaptar al país que visita. Recuerdo las críticas mundiales hacia Corea cuando el Mundial de fútbol, porque allí comen perro y los venden en los mercados. Es que nunca has visto como tenemos nosotros a los pollos? Creo que hay mucha gente crítica hacia los demás que se mira mucho su propio ombligo.
    Un abrazo!!!

    Javier: Los caracoles marinos también me gustan mucho (como podréis ver en una futura entrada). Yo sólo te puedo decir que, si te atreves, los pruebes. Luego si no te gustan, ya me dirás, pero pruébalos.
    Un abrazo!!

    Carola: Jajajaja, bueno, al menos lo intentaste. Yo ya te digo que los como desde muy pequeña y no pienso en ellos como algo baboso ni nada (que cocinados ya no tienen babas ni son viscosos).
    Un abrazo!!!

    Muchas gracias por comentar!!!

    Responder

  17. prognatis
    Jul 17, 2008 @ 22:02:03

    No está entre mis platos favoritos, la verdad. Sin embargo, tengo un amigo que le encantan y se ha llevado de algunos bares raciones con caracoles a su casa.

    Un saludo a todos!!!

    Responder

  18. Nuria
    Jul 18, 2008 @ 23:03:39

    Prognatis: Yo haría lo mismo que tus amigos, jajaja. Qué buenos…
    Un abrazo!! Y gracias!!

    Responder

  19. Trackback: Bruselas - ブリュッセル (Parte 3) « Nihon mon amour - 日本・モナムール
  20. Mia
    Dic 31, 2008 @ 07:05:21

    yo solo quiciera saber a que saben?

    alguien sabe a que saben los caracoles franceses?

    me da curiosidad pero no porbarlos jejeje saludos!

    Responder

  21. Nuria
    Ene 01, 2009 @ 20:14:42

    Mia: A qué saben?? Pues a caracoles, jajaja. Es como preguntar a que sabe el tomate o el brócoli. Pero te puedo decir que textura tiene, que es como la de un filete de carne tierno. Lo que sabe mejor es, casi siempre, la salsa que los acompaña. Y los caracoles franceses saben igual que los españoles. Siempre depende de que salsa los acompañe.
    pero claro, si ya de entrada dices que no quieres probarlos… de que me sirve explicártelo, jajajaja.
    Un abrazo !! Y gracias !!

    Responder

Tienes alguna cosa a comentar?? Adelante !!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: