La magia de las coincidencias

Hace ya unos años, cuando estaba con los estudios de enfermera veterinaria, con los amigos fuimos a pasar una semana a la casa de Maçanet de una compañera. Fue una de las mejores semanas de mi vida, de esas que en algún momento desearías que el tiempo retrocediera para poder volverla a vivir. Pero una de las cosas que más dentro de mi memoria tengo es que, en esa semana, nació mi amistad con Gemma.

Gemma era una de las compañeras de estudios, cuatro años mayor que yo. Hasta entonces no habíamos profundizado demasiado y era un trato cordial, el que teníamos. Recuerdo que la fuimos a buscar en la estación y que ya entonces nos empezó a contar que había tenido una coincidencia muy grande en el tren, algo sobre un chico que tenía frente a ella y el libro que estaba leyendo. Yo, como siempre, iba a mi bola y no le presté demasiada atención al asunto. Al llegar a la casa, dejó su mochila y la abrió para sacar un vestido, playero y con una flor dibujada en el pecho. “Mirad que me regaló mi hermano”. Yo me quedo de piedra y voy a la habitación y saco otro vestido igual al suyo, sólo que en versión larga. Nos reímos mucho por esa otra coincidencia y que a veces las casualidades pueden tener alguna razón. Luego supimos que la razón era descubrirnos la una a la otra.

Hacía cuatro años que no veía a Gemma, desde que me fuera de Barcelona. Es más, hubo un momento en que perdimos el contacto y, como ella es un poco especial, llegué a pensar que no nos veríamos más. Pero hace un tiempo, y esta vez a través de la magia de internet, retomamos el contacto y supe que vivía en la provincia de Girona y que tenía un niño. Yo le conté nuestra historia y que me iba a Japón, ya para casarme.

Hace unos días me conecté para poder hablar con mis padres. Mi padre empezó a decir “es la Núria, es la Núria”. Yo que me quedo un poco cortada, al no saber que pasaba. De repente alguien que se sienta frente al ordenador del despacho de mi padre. Era Gemma. “Pero que haces aquí !!??”. Risas y más risas y me explicó que estaban pasando unos días en una casa que tienen en Asturias y que le dio un impulso y fueron hasta Ferreira a verme. Como no sabía donde vivía exactamente, preguntó por la calle y una señora (debo averiguar quien) les dijo que mis padres vivían en tal casa pero que yo ya me había ido a Japón. De todas formas Gemma subió a saludar a mis padres y, otra coincidencia, en esos 15 minutos de visita, yo me conecté.

Me trajo unos regalos para Yuna, que mis padres me enviaron lo antes posibles (junto con atún, aceitunas y demás, para aprovechar el envío). Este miércoles lo recibí y pude comprobar, de nuevo, la magia de las coincidencias.

El conjunto de la izquierda se lo compré a Yuna antes de partir a Japón. Y el de la derecha es el conjunto que le ha regalado Gemma. Mismo conjunto, sólo que uno en versión pantalón y el otro en versión falda.

Nos separan cuatro años en que no nos hemos visto, nos separa la distancia, pero la magia de las coincidencias, Gemma, siempre nos acompaña. Por algo será.

T’estimo molt, Gemma !!!

Qué paséis un buen fin de semana !!!

—————-

Hace un año: Marc

Hace dos años: Amsterdam – アムステルダム (Parte 4)

Hace tres años: Muchas gracias a todos

15 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. miyu0110
    Sep 02, 2010 @ 09:08:51

    La coincidencias suelen ser agradables🙂

    La verdad es que leer esto me ha hecho sonreír muchísimo ^^

    A mi también me ha pasado algo muy hermoso con las coincidencias, y fue que gracias a varias coincidencias (o casualidades😉 ) que conocí a Yuta.

    Es bonito saber que a pesar de estar lejos de las personas que aprecias y quieres de tu país aún sucedan cosas maravillosas con ellas.
    En el fondo las distancias no existen jaja

    ¡¡Espero que tengas muchas más coincidencias!!

    Responder

  2. nora (una japonesa en Japón)
    Sep 02, 2010 @ 09:13:24

    ¡Increíble! … qué bonito lo que cuentas, Nuria, qué bonito … ¡Por algo será!😉
    Besos** (especiales a mi sobrinita)

    Responder

  3. Nicte Kono
    Sep 02, 2010 @ 15:55:15

    La verdad son muchas conincidencias entre ustedes dos… parece que estan destinadas a reencontrarse cada tanto.

    Responder

  4. Tere
    Sep 02, 2010 @ 18:08:09

    Increible!!! que bonito tener a Gemma en tu vida, que a pesar de la distancia y del tiempo, sigue existiendo una conexión muy fuerte entre vosotras. El pelo de punta de me pone!!
    Un besazo para las dos.

    Responder

  5. matycherry
    Sep 02, 2010 @ 19:06:32

    whoahhhh!! me ha encantado la entrada! que bonito y que increible a la vez!! a veces pasan cosas que incluso son dificiles de asimilar, vaya serie de coincidencias!! Se ve que aun pese a la distancia, estais muy unidas😀

    Un beso muy fuerte!! ^_~

    Responder

  6. Iván
    Sep 02, 2010 @ 19:47:13

    Vaya Nuria,esta nueva entrada me ha ENCANTADO, aunque no tuviera nada que ver con Japón.
    Las casualidades siempre son especiales…
    Y que hayas tenido tantas casualidades con Gemma seguro que hace que tengáis una relación muy especial😉.

    Responder

  7. Kya-xan
    Sep 02, 2010 @ 20:56:31

    Que historia más bonita. Las casualidades, algunas veces, traen cosas maravillosas a nuestra vida. Feliz fin de semana y besitos para los 3.

    Responder

  8. AlySu
    Sep 02, 2010 @ 21:05:12

    ¡Qué bueno jajajaja!

    Hay que ver que coincidencias… Hay personas con las que las distancias y el tiempo parecen que no existen, ¡me he reído un montón con tu historia :D!

    ¡Un abrazote!

    Responder

  9. uvepece
    Sep 03, 2010 @ 00:49:45

    Pues sí que son importantes las coincidencias en vuestra relación! Muy bonita historia.
    Las coincidencias así siempre son agradables y algo de lo que te acuerdas mucho tiempo.
    Un abrazo!

    Responder

  10. Coca
    Sep 03, 2010 @ 01:45:09

    La vida da sorpresas inesperadas y nos permite crear lazos muy fuertes con algunas personas, a pesar del tiempo y la distancia. Creo que eso te pasa con Gemma, aunque dejen de verse por años, saben que siempre pueden contar una con la otra.

    Lo de la ropa…….. fue telepatico, ja, ja.

    Un abrazo

    Responder

  11. Iselita
    Sep 03, 2010 @ 13:33:50

    sungeeeeeeeeeeeeeee!!!!! para quedarse boca abierta!!!!! ustedes son amigas conectadas por siempre…no existe barreras de tiempo y distancia =) … no se vuelvan a perder!!!!…

    Responder

  12. Hikaru Kirishima
    Sep 03, 2010 @ 20:14:57

    Hola Nuria! Muy linda historia, espero que estes bien.
    =) Me alegra tener noticias tuyas.

    Saludos, Elizabeth

    Responder

  13. Nuria
    Sep 06, 2010 @ 09:11:51


    Muchas gracias por vuestros comentarios !!

    Un abrazo !!

    Responder

  14. ana
    Sep 12, 2010 @ 17:11:05

    la verdad q este tipo de cosas me parecen casi magicas no se sera mi parte celta jejejejeje…un besote y dulces coincidencias

    Responder

  15. Trackback: Em dóna vida (Me da vida) « Nihon mon amour – 日本・モナムール

Tienes alguna cosa a comentar?? Adelante !!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: