Ahora que no nos ve…

… vamos a criticar un poco al marido… jejeje.

Como toda persona (o como cada uno de nosotros) tiene sus puntos buenos y sus puntos no tan buenos, aunque la balanza, para mi, se decanta por supuestísimo hacia el lado bueno, que si no no estaría casada con él😉 . No voy a entrar en detalles pero si diré uno de esos defectos que, a decir verdad, no es un defecto grandioso, pero que nos ha llevado a situaciones muy graciosas.

Mi marido no tiene mesura, es decir, es un exagerado en algunas cosas.

Cuando me fui a España embarazada Hideo me comentó que viera anunciada una crema que, decían, iba muy bien para evitar y eliminar estrias en la piel. Digamos que mi tipo de piel es muy fácil de estriarse y desde el principio del embarazo tuve cuidado de ponerme cremas hidratantes para evitarlas, cosa que, finalmente, no conseguí. Pero a lo que íbamos, que Hideo insistió en enviarme la crema en cuestión y yo accedí a que me enviara un potecito. Un potecito??? No, mi marido compró CINCO potecitos. Cinco potecitos de una crema la cual no sabíamos si me podía ir bien, de una crema que resultó tener un olor a Petit Suisse de fresa que no me era muy atrayente, de una crema que, a fin de cuentas, nada me hizo. Le dije que se había pasado seis pueblos en enviarme tantos…

A día de hoy, aún tengo un pote en el armario del baño (sin estrenar).

La segunda historia viene en cuando me preparaba para volver a España después de nacer Yuna. Hideo me preguntó que podía necesitar la niña nada más llegar a Japón. Le dije que comprara gel, una esponjita, pañales, etc… ¿¿¿Bueno, y que pañales compro???. Le expliqué que comprara unos pañales para un bebé que pesaba un poco más de seis kilos. Bien, pues Hideo los compró. Compró TRES paquetes EXTRAGRANDES de pañales talla S (pequeña), que son para bebés de un máximo de 8 kilos. Cuando llegamos a Japón y lo vi le repetí aquello de te has pasado. Para los que tengaís experiencia en crios sabréis lo rápido que crecen en las primeras etapas, y así pasó con Yuna. Cuando terminé el primer gran paquete de pañales, estos ya le venían chicos.

A día de hoy tengo los otros dos paquetes de pañales talla S guardados en el armario de la habitación de Yuna.

Y a última historía a contar es de estos últimos días, cuando fue hasta China por trabajo. Me dijo si, aprovechando el Tax Free del aeropuerto, quería alguna cosa. Mi suegra, semanas antes, me había dado una crema hidratante de la marca L’Occitane, que me gustó mucho. Le expliqué que ya tenía crema hidratante pero lo que me gustaría tener era el perfume para el pelo de la misma gama. Se lo apunté, pero ni así… Compró en la tienda L’Occitane en Provence, aunque según él estaba muy perdido en la tienda, así que agarró todo aquello que le pareció:

  • TRES frascos de crema hidratante (de la que yo ya tenía)
  • DOS frascos de gel
  • UNA crema hidratante para manos
  • UN perfume de la misma gama.

Cuando llegó con las bolsas y vi el contenido no pude evitar reirme.

A día de hoy están todos en el armario del cuarto de baño, aunque estos si que los voy a ir utilizando😉

Qué paséis un buen fin de semana !!!

—————–

Hace un año: Visitas

Hace dos años: ¿Cómo se come esto?

Hace tres años: Haciendo amigos

Hace cuatro años: Un día en Shinjuku (Final) – A day in Shinjuku (Final)

12 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Mireia
    Dic 09, 2011 @ 11:22:28

    JAJAJJAJA exagerat!!!!!
    Homes… si es que sempre hi ha algo que et pots fer unes rialles…. jo igual, amb un altre sentit, això sí, però quan aquets estiu vam decidir de quedar-nos, es deia que per el terratrèmol etc hi hauria molts talles de llums.. així que la seva formulació va ser aquesta:
    no talls de llum = no aire acondicionat = morirem de calor = no aguanto el calor de japó!
    Es va posar en un plan que no vegis! Que tenia que sortir del país si o si!!! XDDDDDDD
    Encara m’enric d’ell!!!

    Un petó ben gran! I ja tens crema per teeeeeemps! jajajaj

    Responder

  2. quemellevohoy
    Dic 09, 2011 @ 13:14:05

    Ara entens perquè no envio al Brent al super a comprar,oi? XDDDDDDDI

    Responder

  3. Sirius (@Zopokx)
    Dic 09, 2011 @ 18:07:13

    ¡Tampoco es tan malo!
    No es ser exagerado, el problema es ser demasiado ‘generoso’ con las cantidades😉

    Ya sabes el truco, sólo pedir cosas ‘pequeñitas’, para que te las traiga a ‘tamaño normal’.

    Responder

  4. nictekono
    Dic 09, 2011 @ 18:32:36

    a veces es bueno, a veces no tanto… jajajajajaja…. con los pañales si se paso.

    Responder

  5. María
    Dic 09, 2011 @ 19:10:37

    Jeje más vale que sobre a que falte 😉

    Responder

  6. Yoselin
    Dic 09, 2011 @ 20:20:26

    Es el mejor defecto del mundo!! Jajajaja. No bueno, lo que sí te puedo decir es que yo tmb tengo ese defecto, pero sí hay un problemilla y es que para una chica que recibe sueldito de estudiante no graduada (pero que se viene prontísimo) dándo clases de inglés en mi uni te podrás imaginar que me veo en unos aprietos que ni te digo.

    Una cosa que te digo es que esa marca me fascina! Las sales de baño, las cremas, toda la línea me encanta así que mal regalo no es jajaja. Pero bueno, Nuria, que más se puede hacer si no lidiar con estos defectitos?😉

    Un abrazo y un besote a la Yuna!

    Responder

  7. DianaX
    Dic 09, 2011 @ 21:50:54

    Pues tienes mucha suerte, porque mejor que sobre a que falte! y mejor que se pase a que no llegue!🙂

    Responder

  8. vanesa
    Dic 11, 2011 @ 05:10:24

    Los hombres son así, creo que casi todos son exagerados pero por el miedo a equivocarse, prefieren llevar toda la variedad de cosas antes de que les digas “eso no eraaaaa” jajaaja.

    Responder

  9. neki
    Dic 12, 2011 @ 22:51:59

    Con el tema de coleccionar también tiene esa mesura? jeje

    Responder

  10. Gloria 77
    Dic 13, 2011 @ 08:38:41

    Aprovecho antes de irme a dormir para pasarme por aquí un momentín, porque esto no tiene desperdicio!! Pero qué marido que tienes más lleno de tó!! Desde luego, es un sol. Ya sabes que yo, muy objetiva no puedo ser, que me hizo sentir como una princesa en Utsunomiya el año pasado, y solo se me ocurren elogios.

    Es decir, que si a mí, que no me conocía de nada, me compra un medicamento, me compra un vaso precioso, nos invita a la comida, al helado y a la cena…Ya no recuerdo más, ay ay ay, la memoria, que ya se olvidan las cosas…Lógicamente, tendrás que entender que le invitara a los cigarros que él quisiera ( seguro que hasta lo tenía planeado: “si la invito, me dará un cigarro”) jajajaja, es broma, por supuesto. ¿Lo dejó, por cierto? Tendré que revisar tus entradas del 2011 para averiguarlo…

    A lo que iba, que si a mí me colma con tantas atenciones, a su mujer, hasta siete veces más, y me quedo corta, seguro.

    Un abrazo de nuestra parte para él, y otro para ti y la peque.

    Responder

  11. Javier I. Sampedro
    Dic 13, 2011 @ 15:58:57

    Que generoso ha sido y con cuantos productos te ha obsequiado, así da gusto para algunas cosas😀

    Responder

  12. pattyce
    Dic 18, 2011 @ 05:54:09

    ay pobre Hideo, pero qué felicidad y qué agosto se deben dar las vendedoras!! ^_^

    Responder

Tienes alguna cosa a comentar?? Adelante !!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: