Nuestro doctor en Japón

Dije que iba a dedicar una entrada al doctor que me ha visitado durante nuestro embarazo en Japón y aquí está.

Ya había ido a una clínica ginecológica que hay no muy lejos de casa, en cuando tuve un pequeño (aunque molesto) problemilla a causa del estrés. El doctor, muy carismático (se movía por la clínica calzando unas geta), era muy amable pero sus métodos tan… naturales no me acabaron de convencer, y menos cuando tardó tres visitas mías en hacerme una pequeña biopsia, gracias a la cual pudimos saber la causa del susodicho problema (problema del que sospeché casi desde el principio, pero claro, el doctor es el que manda). Así que con él no quería llevar mi embarazo, por lo que a Hideo le tocó buscar otro que nos convenciera, y dimos con él.

La clínica, aunque está en nuestro distrito, no está cerca, por lo que debíamos ir en coche. Afortunadamente contaba con un amplio parking gratuito (cosa de agradecer en ciudades grandes como Yokohama, donde en muchísimos lugares hay que soltar pasta larga para aparcar el coche). Una clínica chiquitina con un personal encantador, porque no sólo el doctor es de nuestro agrado; las enfermeras y auxiliares que nos atendían en el mostrador ya son un amor.

Sorprendido de tener a una española entre sus clientas, nos volvió a confirmar nuestro embarazo y nos entregó una tarjeta de felicitación. Nos sorprendió gratamente este gesto, tan distinto a la doctora que me atendió en el embarazo de Yuna (aunque correcta, comparando con este último hemos visto muchísimas lagunas en su trato).

Felicitación embarazo

 

Un doctor simpático a más no poder, amable y muy buen profesional. Una visita ginecológica, seamos sinceros (o sinceras), no es la cosa más agradable del mundo y la mayoría de veces te puedes sentir un poco incómoda. Y sus visitas no es que hayan sido una fiesta, entended, pero digamos que no me sentía tensa, como muchas veces me pasa.

Recuerdo cuando nos confirmo que nuestro chiquitín venía solo.

– A ver… pues sólo hay uno !!

Hideo y yo, suspirando: “Yokatta…” (Menos mal…)

– Jejejejejeje… qué susto, verdad? Os imagináis?

Mira, si eran dos, bienvenidos sean, pero pensando ya que con este embarazo la fábrica se cierra (si, nos plantamos), el formar familia numerosa así, de golpe, no entraba en nuestros planes.

Hombre de mucha broma y buen humor, como cuando Hideo, mientras mirábamos embobados la pantalla del ecógrafo, le preguntó:

– ¿Es chico o chica?

– Uy, ¿Quién yo? Soy un new-half (transexual).

Creo que mis risas se oyeron por todo el edificio.

Preguntas sobre como nos conocimos y preguntas a Hideo de como iba a sobrevivir estos meses sin nosotras. “¿Tú mujer cocina bien? Jijijiji, qué mal lo vas a pasar…”

Sinceramente, me lo hubiera llevado en la maleta para continuar con él, y eso que estoy contenta de mi doctora en la A Mariña, incluso de la mayoría de doctores en el hospital donde nació Yuna (mi lista negra no es precisamente larga, afortunadamente), donde tengo mi primera visita mañana mismo.

Buena suerte

Última nota en nuestro libro de maternidad. ¿No es un amor de doctor?

———–

Hace un año: Vergüenza

Hace dos años: A España !!

Hace tres años: La funcionaria

Hace cuatro años: Sakura yu (té de sakura)

Hace cinco años: Reflexión sobre lo ocurrido en Akihabara

Hace seis años: Un poquito más de mi

 

9 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Pau
    Jun 11, 2013 @ 23:09:31

    Pues sí que es majo el tío

    Responder

  2. Neki
    Jun 12, 2013 @ 00:22:19

    Alegra encontrarse con gente como esta por el mundo.

    Responder

  3. Paprika
    Jun 12, 2013 @ 01:16:58

    Hola Nuria,

    ¡Qué lindo!
    Con doctores así, da gusto😉
    Espero que se la sigan pasando muy bien, saludos a tus papis (por favor diles que mis padres están emocionadísimos con su huerta y los rosales), a Yuna y a la “pobre” de Ume😛

    Responder

  4. Anna
    Jun 12, 2013 @ 01:52:40

    Així dóna gust clar que si! Que de vegades n’hi ha cada un/a que tela marinera ….

    Responder

  5. abysalfire
    Jun 12, 2013 @ 04:48:26

    Jolin, que bien dar con alguien tan majete. A mi me choco mucho que, al menos en la sanidad publica, a cada revision que iba, me veia un equipo nuevo de

    Responder

  6. nictekono
    Jun 12, 2013 @ 19:21:53

    Suerte que hay algunos doctores que se enteran que su profesión es humanitaria y no comercial. 🙂

    Responder

  7. Mar
    Jun 13, 2013 @ 23:58:58

    Estoy de acuerdo en que las visitas ginecológicas no son lo que se dice agradables, así que encontrar a un /a doctor/a con quien te sientas cómoda es muy importante, y más cuando se trata del seguimiento del embarazo.
    Y sí, por lo que cuentas, tu doctor de Japón ha sido muy amable. El “good luck” de la cartilla de maternidad es un bonito detalle.

    Un saludo!

    Responder

  8. nora (una japonesa en Japón)
    Jun 20, 2013 @ 20:07:13

    Cuando vuelvas a Japón tendrás que ir a visitarlo, seguro que se pondrá muy pero muy contento🙂
    Besos** (especiales para mi sobri)

    Responder

Tienes alguna cosa a comentar?? Adelante !!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: