Yuna, princesa por un día

Este año la celebración del Hina matsuri fue muy, muy especial.

Como Hideo se iba el domingo, disfrutamos junto a la abuela del chirashizushi (totalmente casero) típico de este día el pasado sábado. Es un chirashizushi que lleva los colores de este día, rosa-blanco-verde, y está muy bueno. Ya dije que el año pasado no pude comerlo, al estar embarazada y con día fatal, pero esta vez me puse las botas.

El colofón vino con el postre, pues mi suegra compró una tarta de Hina-matsuri y la decoró de una manera maravillosa, como ya nos tiene acostumbrados.

Tarta Hina-matsuri

La tarta está buena pero las fresas fueron mejores.

Y Hideo se fue… Ahora anda por Tailandia y mañana llega a la India. Pobrecito, 10 días de no parar.

Pero nosotras no perdemos tiempo y menos estando con la abuela. El mismo domingo ya fuimos a comprar cuatro cosas que necesitábamos para Sora y ayer, 3 de Marzo, hicimos algo que ya anuncié el pasado Noviembre: las fotos de Yuna para el Shichi-go-san.

Fuimos a un estudio fotográfico especializado en niños de un centro comercial cercano. Decir que este tipo de estudios de fotografía abundan por estos lares, pues se aprovecha para guardar un bonito recuerdo de cada ocasión, ya sea un nacimiento, los primeros 100 días, el Shichi-go-san o la graduación, y la variedad de trajes puede resultar curiosísima, desde clásicos kimonos, de niño y niña, pasando por disfraces, algunos súper graciosos, y llegando a los vestidos de princesa- alcachofa o príncipe-azucarado (si, habéis notado que estos últimos no son de mi agrado).

Studio Mario

Tomaron las medidas de Yuna y nos dieron a escoger entre tres kimonos, uno rosa, uno azul claro y uno rojo. Nos decantamos por este último al ser un color que a Yuna le sienta bien. Y se la llevaron a peinarla, maquillarla (muy natural) y vestirla, ella sola y toda contenta, ante la sorpresa de mi suegra que se pensaba que no querría o lloraría. Y esperamos mientras oíamos infinidad de veces la palabra “kawaii” (qué mona), hasta que Yuna apareció … Y no estaba mona, estaba preciosa !!! No os podéis imaginar la llorera que me entró.

Pasaron a hacerle la sesión de fotos, de pie con bolso, de pie con una pelotita, con una sombrilla y sentada en seiza. Las trabajadoras (todo chicas y encantadoras) se sorprendieron ante la facilidad de pose de Yuna y nos preguntaron si era modelo, por parecer acostumbrada. Puede que lo digan a muchos papás pero en ese momento, con lo guapa que estaba y lo bien que lo hacía, me llenó de orgullo materno.

Yuna shichi-go-san

Una pequeña muestra de como estaba nuestra princesa de preciosa (princesa por un día aunque ella nuestra princesa siempre), mucho más que con un vestido-alcachofa.

Terminada la sesión escogimos las fotos, cinco en total, y los formatos, que recibiremos en un par de semanas.

Ya hay ganas de tenerlas con nosotros.

9 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. nictekono
    Mar 04, 2014 @ 20:40:44

    Aunque estos estudios fotograficos salen muy caros, la verdad que la mayoria de veces vale la pena, pues las fotos son preciosas! (tampoco se hacen milagros, claro, jajjajaajaa)… pero pensando que no se pasa por la misma edad 2 veces, ni pensarlo.

    Responder

  2. adriperezvieira
    Mar 04, 2014 @ 23:47:45

    A mi me hicieron uno de pequeña, disfrazada de Blancanieves. Es todo un recuerdo. Cuándo veo la foto me acuerdo de lo “importante” que me sentí cuándo mis abuelos decidieron llevarme a hacerme una foto de estudio de esas. Aquello era a principios de los 90´s y yo era la niña más afortunada del mundo

    Responder

  3. michartiga
    Mar 05, 2014 @ 01:39:28

    Que lindo me recuerdo!!! me encanta y se mira preciosisima Yuna. Feliz fiesta

    Responder

  4. Pau
    Mar 05, 2014 @ 02:02:02

    Que monada!

    Responder

  5. Fabi Wijnschenk
    Mar 05, 2014 @ 15:27:05

    Qué hermoso momento!!! Y un precioso recuerdo!!!

    Responder

  6. Aroa
    Mar 08, 2014 @ 00:44:04

    Que guapa!!! seguro que se sintió la niña mas feliz del mundo en esos momentos!!!! sobre el tema de posar, creo que los niños de ahora con tantas fotos que les sacamos los papis es normal que sepan posar desde muy pekes!! jejeej, la mia es igual, ve una camara y se vuelve loca!!!! jeje es cierto, en Japón el tema de las princesas lo llevan al extremo, parecen repollos!! jeje. Buena elección, yo hubiese hecho lo mismo, aunque a la mia le encantan los vestidos de princesa, yo hubiese elegido el kimono, y además también rojo ya que le sienta genial (y hace honor a su nombre, mi peke se llama Akane) 😉

    Responder

  7. Mar
    Mar 08, 2014 @ 01:07:44

    Qué recuerdo más bonito!

    Responder

  8. nora (una japonesa en Japón)
    Mar 19, 2014 @ 19:45:11

    Un recuerdo maravilloso, y la comida casera de la abuela maravillosa también 😉
    Besos** (muy especiales para Yuna y Sora)

    Responder

  9. Trackback: Shichi-go-san 2014 – 七五三 | Una japonesa en Japón – ある帰国子女のブログ

Tienes alguna cosa a comentar?? Adelante !!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: