Dia del deporte (Undoukai 2014 – 運動会 2014)

El pasado día 4 de Octubre se celebró en la escuela de Yuna el Undoukai, el día del deporte. En muchas escuelas de Japón, durante los meses de septiembre y octubre hacen este tipo de evento, donde los alumnos hacen competiciones deportivas y/o juegos donde también participan padres y maestros.

El encuentro era de 9 a 2 de la tarde pero fuimos muy tempranito, una hora antes, para coge un buen lugar, pero al llegar vimos que hay papás mas madrugadores y las primeras filas ya están llenas.

IMG_0633.PNG

Sexta fila pero justo al lado de la familia de Nonoha-chan, así teníamos a Yuna contenta.

Después de cantar todos juntos el himno del Undoukai (que en casa ya sabíamos de haberlo oído muuuuchas veces) dio comienzo las competiciones divididas por cursos, que más que competiciones deportivas, a estas edades, eran juegos. Fue divertido aunque en algunos momentos se nos hizo largo (especialmente para Sora).

A la hora de comer todos sacamos los bentō. Nosotros trajimos tortilla de patatas, jamón y ensalada. A Yuna la teníamos un poco girada porque en la carrera de su curso llegó la ultima (tiene muy mal perder) pero entre juegos y risas con Nonoha-chan y los dulces de Yamanashi que repartieron los abuelos de Kotono-chan (otra amiguita de Yuna) volvimos a tener niña sonriente.

IMG_0631.PNG

Nuestra niña-mona…

Cerca también teníamos a Kokona-chan, la niña que no es amiga de Yuna, y viendo como jugaban Yuna y Nonoha (no paran y son unas bestias) y viendo lo tranquila que es Kokona, entendí porque a Yuna no le acaba de hacer tilín, y es que no le sigue la marcha.

Tras unas pocas carreras más acabó la jornada con una rifa por parte del colegio. Habían muchísimos regalos, desde lotes de bebidas a entradas a Disney Sea, pero no nos tocó nada. Otra vez será.

Pero la gran anécdota del día fue lo que le contó la profesora de Yuna a Hideo, cuando este fue a llevarla junto a sus compañeros. La profesora se sorprendió de ver a Hideo y con risas le explicó lo que Yuna le venía diciendo hacia dias:

Mi padre vuelve a estar de viaje en el extranjero y no va a venir al Undoukai, y mi madre está siempre ocupada. Pero no te preocupes que yo voy a participar, que puedo venir sola. Me sé el camino.

Si… Así de chula es nuestra hija.

Anuncios

Ara és l’hora

Ahora es el momento.

El momento de un 11 de Septiembre decisivo.

Hoy es la Diada de Cataluña, el día nacional de la tierra que me vio nacer y crecer, de la tierra cuya cultura llevó muy arraigada.

IMG_0618.PNG

Y aunque podría ser un 11 de Septiembre cualquiera, este será muy especial para muchos, como ya lo fuera el año pasado cuando se batieron récords de participación formando la gran Vía Catalana. Hoy muchos catalanes se volverán a reunir, esta vez, para formar una gran V, una V de Victoria.

Todo esto a dos meses de la consulta que pedirá a los catalanes si desean la independencia. Ya me he manifestado más de una vez sobre este tema; la independencia o el continuar siendo una parte del estado español me importa poco, pero si me hacen daño los insultos, palabras como “victimismo” cuando defendemos nuestra cultura, cerrar puertas y más puertas, la falta de aire, las amenazas,… Nunca me gustó el sr. Mas (cuyo partido está siempre al lado del sol que MAS calienta) pero si estoy al lado del pueblo. E independientemente de si se dice SI o NO, defiendo el derecho que tienen los catalanes a decidir.

Ara és l’hora. Desde la lejanía yo también estaré en esa gran V.

Bona Diada a tothom !! Feliz Diada a todos !!

IMG_0617.PNG

Festival de verano 2014 – 夏祭り2014

Prometí fotos y algunas hice 😊

El sábado pasado nos pusimos nuestros jinbei y al matsuri del barrio nos fuimos.

20140728-133451-48891531.jpg

Mis dos amores chiquitines estaban preciosos, aunque nos costó un poco encarrilar a Yuna que tenía el día un poco girado.

20140728-133607-48967331.jpg

Con mi amor chiquitín, que iba monísimo.

La experiencia jinbei fue un éxito. Hace un par de años, cuando fuimos al mismo matsuri, ya vi que algunas madres optaban por esta vestimenta, en vez de lucir un yukata (eso las señoras que optan por vestir tradicional, que muchas personas van “de calle”). Resulta mucho más cómoda y aunque los yukata a son muy bonitos, los jinbei no se quedan atrás.

Andando fuimos hasta el parque, cerca de la escuela de Yuna. Había gente aunque el bon odori aún no había empezado. Sacamos tickets para los juegos de los niños, pescar pelotas o figuras de plástico, pescar yo-yos o tiro de anillas.

20140728-134417-49457614.jpg

Esperando comimos yakitori, yakisoba y un muy rico maíz asado, todo acompañado de cerveza. Yuna pudo probar algo que quería hacia tiempo: el algodón de azúcar.

20140728-134628-49588614.jpg

Le gustó aunque él tener manos pegajosas no le hizo tilín. También probó el ramune, un gaseosa muy dulce típica del verano en Japón.

Y empezó el bon odori, con las señoras de siempre bailando en lo alto mientras invitan a chicos y chicas a seguir sus pasos en la danza.

20140728-134834-49714580.jpg

Nos quedamos un ratito más pero ya con Yuna dando la lata y Sora durmiendo en el cochecito, sumado al intenso bochorno que hacía, hizo que ya tuviéramos suficiente matsuri para este año. Pero antes de marchar, foto de pareja.

20140728-135025-49825296.jpg

Unidos por el jinbei

Este próximo sábado se celebra el matsuri de verano del barrio. Hace ya dos años asistimos y disfrutamos mucho, pese al calor y bochorno que caía. Yuna jugó a juegos infantiles organizados por los vecinos del barrio y nosotros comimos un rico yakisoba acompañado de cerveza de barril muy fresca, todo con el sonido del bon odori de fondo. Un gustazo.

Y este año, como decía, repetimos. Pero la novedad es que esta vez toda la familia nos vamos a “sumergir” en este matsuri porque no sólo los peques van a lucir un jinbei (甚平); los papás también. De ir con el yukata paso pues el calor que se sufre con él es horrible, ya que no es sólo el yukata, es la ropa interior que se lleva (una especie de viso) sumado al obi, pero un jinbei, que no deja de ser un pantalón de algodón fino y una blusa cruzada, es un poco más fresco. Lo comenté con Hideo y pedimos por internet un jinbei para cada uno. El mío llegó ayer.

20140724-131413-47653095.jpg

Será un matsuri muy chulo. Prometo fotos 😜📷

“Kaori-chan no quiere que la bese”

Hace unos días, jugando con Yuna en el sofá, me di cuenta que tenía unos pequeños arañazos en el brazo. Le pregunté sí se había hecho daño en la escuela, jugando en el patio, pero me dijo que no, que ese día no se había caído. “Bueno, ¿y qué te pasó, entonces?”

“Kaori-chan no quiere que la bese”

Me reí y le pregunté sí esos arañazos se los había hecho Kaori y me dijo que sí, que ella quería darle besos pero que Kaori no quería. Entendí que Kaori, una de sus compañeras y amiga, puesto que las he visto jugando juntas varias veces, no era gran amante del besuqueo y que al verse acorralada por Yuna utilizó una defensa un poquito bestia.

Le expliqué a Yuna que hay personas que no les gusta ser besadas, que nosotros, en casa, nos damos besos como demostración de cariño pero que no todo el mundo expresa ese cariño del mismo modo (entrar en el tema culturas es un poco pronto para ella) y que puede que Kaori-chan prefiera ver el cariño de Yuna al jugar con ella o ir juntas de la mano, como fueron en numerosas ocasiones en la salida al parque zoológico, hace un par de semanas.

Yuna arrugó la nariz y me replicó que ella quería dar besos a Kaori, así que le expliqué que no podemos obligar a nadie, por mucho que nos guste, porque esa persona se puede sentir mal.

– … … Vaaaaaale…

– ¿Entiendes?

– ¡ Pero a Nene-chan sí le gusta que le dé besos !

Pues a besuquear a Nene-chan !!

💕

Hiroshima y Miyajima (Golden Week 2014)

Por supuesto que Hiroshima no es sólo “la ciudad de la bomba” y eso lo sabíamos de antemano. Allí me llevó esa promesa que hiciera a mi misma 17 años atrás pero íbamos dispuestos a disfrutar al 100% de nuestra visita, aunque con calma al ir con niños pequeños.

Recordaba vagamente las prefecturas del sur de Honshu cuando pasé a través de ellas en shinkansen, yendo al encuentro de Hideo que tenía que trabajar unos días en Kyushu. De eso hacía ya 7 años, y recordaba esas montañas tan verdes, montañas que volví a ver la pasada Golden Week. Un paisaje que me gusta muchísimo y me recuerda al verde de mi Galicia querida.

Si bien podemos decir que las grandes ciudades japonesas poco tienen de antiguo, a causa especialmente de la destrucción durante la Segunda Guerra Mundial y a que en este país, debido a la alta humedad, las continuas reformas son necesarias, en Hiroshima ese se multiplica por 1000. Al llegar te haces cruces de como de la nada que quedó sus gentes pudieron reconstruir de nuevo su hogar. Pero si hay algo que hace a tu mente volver al pasado es el sonido del tranvía, pues fue una de las primeras cosas que los habitantes de Hiroshima pusieron en funcionamiento rápidamente y es que, decían, su sonido les daba fuerzas a seguir, a no rendirse.

tranvia de hiroshima

 

La visita al museo y el Parque Memorial de la Paz ocupa una mañana, así que nos quedó la tarde libre y la aprovechamos para ir hasta el castillo, que por supuesto fue destruido y lo que se puede visitar es la reconstrucción de una de sus torres, pero la visita resulta entretenida. En su interior hay una explicación con mapas y maquetas sobre la historia del castillo y en pisos superiores una colección de armas y armaduras samurái antiguas.

castell hiroshima

En el parque del castillo también se encuentra el famoso naki sumo de Hiroshima (hay varios por el país) donde los bebés, sostenidos por luchadores de sumo, “compiten” por ver quien llora primero, ahuyentando así a los malos espíritus.

El segundo día lo dedicamos a ir hasta Miyajima, una de esas visitas que muchos de los que venís a Japón de turismo tenéis en vuestra agenda sí o sí. No voy a añadir mucho pues decir que es PRECIOSO es quedarme corta. Una maravilla que empezó en el pequeño viaje en ferry hasta la isla, que continuó en la visita al santuario Itsukushima y su famoso torii en el agua, visita acompañada de los ciervos que rondan por la zona, que entusiasmaron a Yuna y le arrancaron risas cuando uno de ellos le quitó su abanicó de cartón para zampárselo, visita que terminó con la subida a lo alto de la isla en funicular para gozar de una de las vistas más hermosas que he podido ver desde que vivo en este país.

Santuario Itsukushima

 

Miyajima Torii

Del torii pudimos disfrutar de su imagen sumergida en las aguas y también con la marea baja.

Pero lo que también nos ofrece la prefectura de Hiroshima es una gastronomía extraordinaria, empezando por sus originales y enormes okonomiyakis, que pudimos degustar en el restaurante que tiene el privilegio de ser el número uno en el ranking de los que mejor las preparan, el Goemon, acabando por las ostras, que en Miyajima degustamos a la brasa o rebozadas. Exquisitas !!

Y nos quedaron cositas colgadas por lo que es una excusa perfecta para volver en un futuro 😉

Hiroshima

 

Qué paséis un buen fin de semana !!

Por 70 White Day más !!

El viernes, 14 de Marzo, fue en Japón el White Day, el día en que los hombres que recibieron chocolate para San Valentín tienen que responder con un regalo, que en un principio tenía forma de chocolate blanco (ahí lo de “White”) pero que algunas chicas se han encargado de transformarlo en otros tipos de regalos caros. Si, totalmente comercial y materialista pero como muchas celebraciones de hoy en día, y no sólo de Japón.

Nosotros nunca habíamos celebrado el White Day. Si que es verdad que yo he regalado chocolate o un dulce con chocolate a Hideo para San Valentín, aunque yo, como catalana extravagante, soy de las que consideró el día de los enamorados a Sant Jordi, el 23 de abril, día en que las mujeres de Cataluña reciben una rosa de los hombres que las quieren (maridos, novios, hermanos, padres, amigos,…), y sólo las mujeres reciben porque lo del libro es una tradición que viene por otro lado (cansada de que se entienda lo que no es). Pero este año mi marido me sorprendió trayendo unos dulces al llegar del trabajo: un rollcake de queso blanco muy rico y una tarta de queso avainillado que fue superior. Y como hacemos con los chocolates de San Valentín, nos lo comimos entre los tres (Sora aún debe esperar).

20140317-141434.jpg

Pero para mi el White Day siempre quedará nublado por otra celebración mucho más importante y es que coincide con el cumpleaños de una gran mujer, y no es una gran mujer porque, en colaboración con mi padre, me diera la vida; es una gran mujer en MAYÚSCULAS. Además que este año nos estrenó número, con unos 70 años muy bien llevados, y es que la iaia Fanny (o Francisca, como la llama su yerno) es mucha iaia.

Por muchos White Day más !!

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: