Okinawa, entre tifones

Estuve muchos días callada en este blog y es que fue acabar el undoukai de Yuna, empezar Hideo su semana de vacaciones de octubre y marcharnos a Okinawa como teníamos planeado.

Y en un tris estuvimos para no ir y es que durante ese fin de semana Japón tuvo la visita del tifón 18. Atentos estuvimos a su trayectoria y suerte tuvimos al final pues pasó por Kantō el lunes 6, justo el día antes de partir.

El día 7 amaneció bastante claro y tuvimos un buen vuelo hasta Naha. Nuestra estancia e impresiones ya las iré relatando poco a poco pero decir que Okinawa me dejó un gran sabor de boca aunque me quedé con las ganas de más, y es que aunque tuvimos suerte en no tener tifón durante esos días, el tifón 19 se estaba acercando y pillamos algo de lluvia y viento, no muy fuerte pero algo molesto, sin llegar a impedirnos visitar los lugares que teníamos en mente. Eso si, me quedé sin playa, por lo que ahora, viendo que en Okinawa el tiempo está chulo, le digo muchas veces a Hideo que lo dejo con los niños y me voy yo de vacaciones unos días 😜

IMG_0637-0.PNG

Aquí me vengo yo (playa al norte de la isla de Okinawa, cerca del Okinawa Churaumi Aquarium)

Y nuestra estancia acabó el viernes 10, con el tifón 19 a las puertas del archipiélago. Retraso de más de una hora en el despegue del avión, pues iban lentos esperando momentos propicios con ráfagas de viento ya fuertecitas. Y tan fuertecitas, pues es el despegue más movido que puedo recordar. Suerte que ambos niños dormían (durante toooodo el trayecto, una maravilla) y no se dieron cuenta de lo cagada que iba mamá, y de como su papá le daba la risa al ver mi cara 😒

El avión no es lo mío, no señor…

Anuncios

15

Escribo estas líneas mientras nos está pasando por encima el tifón nº 15.

He vivido varios tifones desde que estoy aquí en Japón pero este es el más fuerte que recuerdo. Por lo que había visto muchos tifones suelen ser muy potentes cuando atacan las zonas sureñas o del oeste del archipiélago pero cuando llegaban a nuestra zona, al este, ya eran algo más suaves (dentro de lo que es un tifón), pero este es terrible !!!

Hideo me ha llamado hace un rato. De momento no puede abandonar la oficina y los trenes están detenidos. Me cuenta que el edificio, de varias plantas, se balancea como si de un pequeño terremoto se tratara.

En casa, nuestro pequeño jardincito ha dejado de serlo para parecer un campo de batalla. Teníamos a ambos lados una cubierta de caña, bien atadas, y una se ha soltado, quedando atada por un sólo punto. Cualquiera sale ahora a ponerla bien (yo no)…

Terrible año en cuanto a fenómenos naturales. La Tierra nos intenta decir algo… (que está hasta los ovarios de nosotros, vamos !)

Qué paséis un buen fin de semana !!!

————

Hace un año: Primera visita al pediatra

Hace dos años: Para el 16 de Octubre…viaje a España

Hace tres años: Bruselas – ブリュッセル (Parte 3)

Hace cuatro años: Muchas gracias a todos

Tsuyu, días de leche y galletas

El tsuyu (temporada de lluvias) empezó oficialmente en Kanto este fin de semana. Mucha lluvia y una bajada considerable de temperatura, lo que una servidora agradece muchísimo, que, como ya sabéis, el verano japonés no me gusta nada (calor asfixiante y humedad altísima).

Llueve muchísimo y el viento es muy fuerte ya que, de regalo, nos está visitando el Tifón nº 2. Hideo ha salido de casa esta mañana a regañadientes. A nosotras no nos queda más remedio que quedarnos en casa, que con la niña no puedo salir con este tiempo. También es verdad que no apetece nada salir y son esa clase de días, como suelo decir yo, para tomar una taza de leche caliente con galletas.

Y galletas muy buenas hemos disfrutado este fin de semana y es que desde una isla japonesa que está un poco lejos nos llegó un regalito.

Galletas de Stella’s con colgante para móvil exclusivo de Hello Kitty.

Ni que decir que las galletas estaban muy buenas. Las galletas de Stella’s tienen el sabor de esas galletas de antaño, a mantequilla, a chocolate amargo. Muy ricas !!

Lo bueno del asunto y que me hizo reir muchísimo cuando abrí la bolsa y vi el contenido es que hacía justo dos días había tenido en mis manos la misma caja de galletas, pero al final no la compré.

Así que para merendar hoy y aprovechando que aún nos quedan unas poquitas, Yuna y yo disfrutaremos de un poco de leche caliente con galletas, escuchando la lluvia que el tsuyu nos está dejando.

——————–

Hace un año: Pequeños bordados

Hace dos años: Sobre el cambio de apellido

Hace tres años: Veterinario, Foz y Castro de Fazouro

Hace cuatro años: Mi música preferida V

Tifones y terremotos (Typhoon and earthquakes)

Ya comenté antes de ir a Japón que una de los aspectos que más temía eran los terremotos. Nunca había experimentado ninguno y tenía todos los números de poder hacerlo durante mi estancia en Ebina. Lo que no esperaba es vivir otro fenómeno un poco distinto: un tifón.
I said before that one of the questions that I was afraid about Japan were earthquakes. I hadn’t never lived one and I had many possibilities to live one in Ebina. But I never thought to live a typhoon.

El día 6 de Septiembre la zona de Kanto tuvo el honor de presenciar el paso del Tifón número 9 (los enumeran…que monada…). Hideo me dijo que procurara no salir por la tarde, por los fuertes vientos y la lluvia, así que fui a comprar la comida por la mañana.
On September 6th the Typhoon number 9 passed in Kanto zone (they call typhoons with number…so cute…). Hideo said that it was better to stay during the afternoon at home, because the rain and the hard wind, so I went to supermarket in the morning.
Llovía bastante y el viento era fuerte, pero “una tormenta como ésta las he visto también en España”, pensé. Qué exagerados…
It was raining and the wind was pretty hard, but “I saw many storms like this in Spain”, I thought. Hmm….

Hideo llegó por la noche y yo ya había cerrado los porticones de las ventanas. Menos mal… Hacia las 23:30pm el viento era MUY fuerte. Hubo momentos en que me parecía que la casa temblaba. Me imaginé nuestro apartamento volando como si fuera la casa de Dorothy en El Mago de Oz.
Hideo arrived at night and I had closed the protections for windows. Over 23:30pm the wind was VERY hard. During some moments the house was tembling. I could imagine our apartment flying as Dorothy’s house in “The Wizard of Oz”.

La mañana amaneció algo nublada pero por la tarde ya pudimos ver de nuevo el sol.
Next morning was a little bit cloudy but we could see the sun again at afternoon.

Pero no os creáis que me libré de los terremotos, no. Hideo y yo dormíamos durante la madrugada del 30 de Septiembre, cuando de repente me desperté. Hideo también estaba despierto y me dijo: “Un terremoto. Quédate aquí”. La sensación era como la de ir en un tren o en metro. Al acabar y con un tembleque en las manos por mi parte, encendimos la televisión y el terremoto ya estaba en las noticias. El epicentro había sido en nuestra prefectura, Kanagawa, y la magnitud 5’1º. Rápidamente llamé a mis padres, ya que a veces los terremotos de Japón aparecen en las noticias de la televisión en España y no quería que se asustaran. Ellos no sabían nada pero al día siguiente recibieron las llamadas de familiares nuestros que si habían visto la noticia.
But are you thinking that I couldn’t live a earthquake? No, no. Hideo and I were sleeping during the night on September 30th, when suddenly I awoke up. Hideo wasn’t sleeping too and he said: “Earthquake. Stay here.” The sensation was like when we are in a train or in the metro. When it finished and with my hands tembling, we watched the news on TV. The center of the earthquake had been in our prefecture, Kanagawa, and the streght was 5’1º. I called to my parents in that moment because some japanese earthquakes can be seen in the spanish news and I didn’t want that they could be afraid. They didn’t know anything about it but next day some family members called them because they saw the news on television.

Una experiencia más, no?
A new experience, right?

A %d blogueros les gusta esto: